Apertura hungara

La apertura húngara es una apertura de ajedrez semi-inusual que comienza con la jugada 1. g3

Apertura húngara

En comparación con los cuatro movimientos de apertura “principales” de las blancas ( 1. e4 , 1. d4 , 1. c4 y 1. Cf3 ), la apertura húngara está muy por detrás en popularidad. Dicho esto, esta apertura es totalmente viable, ¡incluso algunas partidas de ajedrez de nivel profesional han incluido la apertura húngara!

Al jugar g3 en la jugada uno, las blancas indican su intención de fianchetto con el alfil de casillas claras. Las negras tienen varias respuestas razonables, incluidas 1… c5 , 1… e5 , 1… d5 , 1… Cf6 y 1… g6 .

Esta es la verdadera desventaja de la apertura húngara: ¡las opciones de las negras no están limitadas en absoluto! Black tendrá la libertad de desarrollarse en casi cualquier forma que le plazca.

Transposiciones

Hay muy pocas configuraciones “originales” que sean exclusivas del Apertura húngara. El juego casi siempre se “transpondrá” a una configuración que se asocia mejor con otro primer movimiento de las blancas.

Por ejemplo, después de 1. g3 d5 2. Cf3 c5 3. Ag2 Cc6 4. 0-0 e5 5. d3:

KIA húngaro

¡Terminamos en un ataque indio de rey , que podría haber comenzado fácilmente con Cf3 en el movimiento 1!

Otro ejemplo sería después de 1. g3 e5 2. c4 , terminamos en la Apertura inglesa , como si las blancas hubieran jugado c2-c4 en la primera jugada.

Debido a esto, no hay una necesidad real de discutir líneas específicas de la Apertura húngara, ¡porque realmente no existen! Si desea tocar esta apertura, deberá comprender una variedad de aperturas diferentes que se pueden alcanzar mediante la transposición.

Conclusión

La Apertura de Hungría es una forma perfectamente viable de comenzar una partida de ajedrez. Hay varios sistemas de apertura de buena reputación que implican que un alfil llegue a g2, por lo que puede tener sentido ponerlo allí de inmediato.

Sin embargo, este movimiento no limita en absoluto las opciones de las negras, y las negras pueden tomar el espacio central de la manera que deseen. Las blancas no tendrán mejor opción que transponer de nuevo a una apertura más “convencional” en los próximos movimientos, lo que explica por qué pocos jugadores están dispuestos a jugar la apertura húngara, a pesar de su viabilidad.

Dicho esto, si estás buscando una manera de pillar desprevenido a tu oponente en tu próxima partida de ajedrez … ¡podrías considerar probar 1. g3!